NECESIDAD DE CHIHUIDOS 1

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NECESIDAD DE CHIHUIDOS 1

Mensaje  duenda el Jue Jun 19, 2008 3:17 pm

El sistema de presas de embalse sobre el Río Neuquén conocido como “Los Chihuidos” tiene como prioridad la regulación de crecidas del río y, como aprovechamiento complementario la generación de electricidad y posibilidades de riego.

Chihuidos 1 es la obra principal, necesaria para el control de caudales, ya que poseerá una capacidad de embalse de 12 mil hectómetros cúbicos y 4 mil de capacidad de manejo, mientras que Chihuidos 2 tendría una capacidad máxima de 800 hectómetros cúbicos y alrededor de 400 de capacidad de manejo. Por lo expuesto, es necesario Chihuidos 1 para dar seguridad frente a la variación de caudales del río.

Palabras textuales del Ingeniero Julio Porrino, integrante del equipo de profesionales del proyecto original: “Es una obra que, además de producir una cantidad muy importante de energía, garantizará la seguridad total de todos los habitantes y sus bienes frente a las crecientes posibles del río Neuquén, asegurando junto con Los Barriales la atenuación de cualquier contingencia hídrica que pudiera sobrevenir en esa cuenca. Cuando El Chihuido esté terminado, si se opera correctamente no habrá más zozobra entre los habitantes de aguas abajo”

El proyecto original del sistema Cerros Colorados fue realizado para manejar un caudal de 11.500 metros cúbicos por segundo, para una Creciente Máxima Probable de 7.500. Así planteado, el sistema era seguro.

En el año 1999 un estudio más moderno elevó la creciente a 14.520, con lo cual el sistema dejó de ser seguro, y la creciente del 2006 (10.300 metros cúbicos por segundo) demostró la alta probabilidad de un desastre de consecuencias inimaginables.

A causa de esta creciente del 2006 se recalculó la creciente máxima probable que ahora arroja 25.070 metros cúbicos por segundo; una cantidad difícil de imaginar y calificar.

La creciente última del 2008, que no alcanzó la magnitud del 2006 en pico instantáneo pero la duplicó en volumen, obliga a no demorar bajo ningún concepto la obra de Chihuidos 1, por el peligro que su ausencia implica para la vida y bienes de los habitantes de las riberas del Neuquén y el Negro (en menor medida del Limay), hasta la desembocadura inclusive. Eso, además de adecuar Portezuelo Grande hasta que la presa de referencia esté terminada, en previsión de crecientes muy grandes pero no máximas.

Para completar el alarmante panorama, debería recalcularse todo de vuelta, dadas las dos crecidas extraordinarias a solo dos años de diferencia. ¿Será todavía 25.070?

Ing. Oscar Rossi

duenda
Admin

Cantidad de envíos : 72
Fecha de inscripción : 09/03/2008

Ver perfil de usuario http://eco-comarca.foroes.org

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.